Due Diligence

Consiste en una investigación voluntaria del activo por parte del comprador, representado por un asesor externo, a fin de poder evaluar el estado de situación de éste, reduciendo el riesgo y determinando el Capex de regularización que puede ser llevado a un ajuste de precios en la transacción final. Por otra parte la situación legal, municipal y normativa factores muy sensibles que van a determinar la viabilidad de operar un activo inmobiliario y por tanto limitar la continuidad operacional y de funcionamiento del negocio.

¿Interesados en servicios de Due Diligence?